El objetivo fijo de 50mm tiene que estar en tu lista de imprescindibles, es probablemente el primer objetivo que debes comprar para dar un salto de calidad desde el objetivo de kit

En esta ocasión hablaremos de uno de los primeros pasos, así como de los más importantes para lograr tomas únicas: adquirir tu primer lente u objetivo para cámara réflex o mirrorless

Comencemos por lo básico, lo primero que deberás investigar es qué tipos de objetivos ofrece el mercado y qué cualidades tiene cada uno. 

Diafragma 

Los diafragmas son una parte importantísima de los objetivos ya que son el agujero a través del cual entra la luz que permite capturar cada imagen. Los diafragmas pueden ser pequeños o grandes, uno pequeño permite que entre una cantidad de luz limitada mientras que uno grande ayudará a que no falte la luz para tus fotografías. 

Cuando compres un objetivo para tu cámara réflex o mirrorless, procura que tenga un diafragma lo más grande posible. Recuerda que cuanto más grande y amplio sea el diafragma, más pequeño será el valor f/. 

Por ejemplo, un objetivo con diafragma f/1.8 será mucho mejor que uno de f/5.6 y naturalmente mucho más caro. Esto no quita que el de f/5.6 también nos puede valer y funcionar sin mayor inconveniente. 

Distancia focal 

La distancia focal de los objetivos es un valor que se mide en milímetros. Aquellos objetivos con una distancia focal larga, después de los 70mm llegando a 200mm, son ideales para fotografiar retratos y rostros, ya que ofrecen un zoom bastante considerable. 

En cambio, si buscas enfocarte más a la fotografía de paisaje, con amplios panoramas abarcando la mayor parte posible de la escena, lo ideal es que te hagas de un objetivo cuya distancia focal lo más pequeña posible, los lentes gran angulares son una mejor solución. 

Estabilizador de imagen 

Los objetivos modernos, además de las cámaras en sí, incorporan un estabilizador óptico, sistema mecánico que permite reducir las vibraciones a la hora de hacer una foto. 

Las vibraciones son aquellos movimientos frecuentes y fáciles de producir con sólo pulsar el botón del disparador o mientras sujetamos la cámara a pulso y respiramos. 

De ese modo, cuando uses una distancia focal grande a bajas velocidades es muy importante contar con un buen estabilizador que te permita disparar y evitar imágenes trepidadas en caso de no contar con un trípode o la situación no te lo permita. 

El lente 50mm para iniciar

Si estás adentrándote al fascinante mundo de la fotografía o simplemente necesitas una óptica básica para tu primera cámara recuerda que el 50mm puede ser justo la opción que necesitas.

El 50mm es ya un clásico y una de las lentes fijas más populares, en parte, debido a que es el objetivo que más se acerca al campo de visión del ojo humano (de ahí que alguna vez hayas podido oír que es un objetivo normal en cuanto a distancia focal se refiere). Esta óptica es una de las que encontrarás con mejor relación calidad-precio, por eso triunfa tanto entre los fotógrafos y se ha convertido en un complemento esencial de su equipo.

Claro, hasta ahora te estoy hablando en términos generales del lente 50mm, pero seguro que te estás preguntando cuál es el que necesitas para tu cámara. Por esa razón, a continuación te indico los 50mm que necesitarás dependiendo de la marca y modelo de cámara que uses. Según el fabricante, vamos a llegar a una apertura u otra. Varían entre los objetivos de 50mm f/1.2 a f/1.8. Aquí tienes un listado de casi todos los modelos que existen de lentes de 50mm:

Canon

Canon EF 50 mm, F/1.8 STM (por unos $125)

Canon EF 50 mm f/1.4 USM (por unos $350)

Canon EF 50 mm f/1.2 L USM (por unos $1.300)

Nikon

Nikon AF-S 50 mm f/1.8 G (por unos $195)

Nikon AF-S 50 mm f/1.4 G (por unos $400)

Nikon 50 mm f/1.2 (por unos $430)

Sony

Sony 50 mm f/1.8 Standard (por unos $250)

Sony 50 mm f/1.8 OSS (por unos $350)

Sony 50 mm Planar T* FE 50mm F1.4 ZA (por unos $1.500)

Yongnuo

Yongnuo 50 mm f/1.8 para Canon (por unos $70)

Yongnuo 50 mm f/1.8 para Nikon (por unos $70)

Vía Vivirmejor y lente50mm